Reseña: tónico Zero Oil de Origins ¡Qué abandonado tengo el blog! Una disculpa por dejarles